Todo lo que debes saber sobre el uso de los pañales

Desde que los pañales dejaron de ser de tela y se vendieron los descartables, muchas cosas han cambiado en la  rutina diaria del bebé y su mamá. La mayoría de ellas para bien. Pero, ¿cómo puedes mejorar el uso de los pañales en tu hijo?


Compra paquetes grandes


No solo porque sale más barato, sino porque te ahorrarás tener que ir a cada momento a la tienda o al supermercado por pañales. En el paquete debes revisar que esté herméticamente sellado al comprarlo, sin ninguna abertura. Una vez abierto, revisa que contenga la cantidad de unidades que se indica.

Fíjate bien cómo le quedan


Los bebés crecen muy rápido y como mamás podemos acostumbrarnos por hábito ha comprar un mismo tipo de pañal sin percibir que nuestro hijo creció. En oferta existen pañales de todos los tamaños y en todas las letras; hasta con lo último en tecnología. En los empaques habrás visto que no solo indican la edad a la que corresponde cada tamaño, sino también el peso aproximado de tu bebé. Aún con estas dos especificaciones, existe la posibilidad de que los pañales no le queden bien a tu bebé.

Cada vez que compres una talla nueva, verifica que no le quede justo, ni muy holgado. Es verdad que nadie quiere que el contenido se escurra por los costados, pero un pañal demasiado ajustado podría ocasionarle muchas molestias y hasta dolor a tu bebé.

Por otro lado, un pañal flojo también tendrá efectos... ¡y devastadores! Así que cuida bien de ver siempre que esté justo y cómodo.

Reciclable no es lo mismo que reutilizable


Por ninguna razón cometas el error de utilizar otra vez el mismo pañal en tu bebé. Así sea un chorrito lo que haya hecho, debes eliminar ese pañal de inmediato. Reutilizar el pañal solo ocasionará irritación en el potito de tu bebé, además que es un foco de contaminación innecesario.

Tacho exclusivo para pañales


Para evitar la contaminación en la casa, es mejor que los pañales tengan un envase especial para ser desechados.

La razón es que en el tacho de la basura de casa también echamos restos de la comida que preparamos en la cocina, papeles después de una limpieza de cajones, los hijos también botan las cáscaras de las frutas que comen durante el día, etc. Para evitar contaminarnos, es preferible tener los pañales desechados aparte.

Pañales biodegradables


Uno de los problemas a los que ha contribuido el uso de pañales en la últimas décadas es la contaminación ambiental. Como ya es sabido, existe en medio del océano pacífico una isla de plástico, compuesta desde finísimo polvillo hasta grandes botellas. Resulta que gran parte de esta isla son pañales. Por eso, te recomendamos apoyar en cortar la cadena de contaminación del mar adquiriendo pañales biodegradables.

Con estos consejos, podrás darle un mejor uso a los pañales de tu bebé, manteniéndolo saludable y feliz.

Comentarios